Es el cierre prematuro de una o más suturas del cráneo, causando deformación del mismo y/o afectación en el desarrollo neurológico.

El diagnóstico oportuno debe hacerse durante el embarazo con mediciones en la cabeza del feto, o en los primeros días de vida buscando signos de alarma. El tratamiento debe ser quirúrgico.

  • Deformidad craneal

  • Mollera cerrada

  • Cráneo en forma de huevo, torre, cuadrado , etc.

  • Aplanamiento en la región de la frente o nuca

  • Nariz desviada 

  • Ojos asimétricos o saltones 

  • Deformidad del cráneo

  • Convulsiones 

  • Retraso Psicomotor 

  • Bullying

1

de cada

2100

niñ@s lo presenta

Si en los primeros días de vida nota en su hijo alguna de estas características, debe acudir a un especialista en Neurocirugía Pediátrica

CRANIOSINOSTOSIS MÉXICO A.C. 

771-1435-128

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube